Crecimiento orgánico o mediante fusiones y adquisiciones: ¿Cuál estrategia debería elegir mi empresa?

Hacer crecer su negocio a veces, se trata de escalar y expandirse; otras veces, se trata de abrirse camino a nuevos mercados o desarrollar nuevos productos. Pero en todos los casos, el crecimiento consiste en aumentar el valor del negocio. Este aumento de valor puede ocurrir de dos maneras:Orgánicamente, como un desarrollo natural de su plan de negocios, o a través de una Fusión o Adquisición.


Pero ¿Cómo puede saber qué estrategia de crecimiento es la más adecuada para su empresa?

El primer paso es definir sus objetivos. Pregúntese: ¿Qué quiere para usted y para su negocio? Porque el trabajo de cualquier estrategia es ayudar a lograrlo. Piense en metas y objetivos a corto y largo plazo, estas le ayudaran a apuntar hacia la estrategia de crecimiento correcta que debe elegir.


¿Qué es crecimiento orgánico?

El crecimiento orgánico es una continuación natural de su negocio, surge naturalmente de su negocio establecido, como:

  • Vender más de sus productos actuales a clientes existentes

  • Desarrollar nuevos mercados, generalmente a través de la expansión geográfica

  • Crear nuevos productos, puede ser tan simple como crear un nuevo color o tamaño.

Sin embargo, el crecimiento orgánico no ocurre simplemente por sí solo. Crecer orgánicamente sigue siendo un acto deliberado, que debe tener una estrategia bien pensada y un plan claro para crecer de manera que tenga sentido para su negocio y esté en línea con sus objetivos.

¿Qué es crecimiento inorgánico?

Este tipo de crecimiento se refiere a crecer mediante fusiones y adquisiciones. Las cuales aseguran un crecimiento más rápido, pero con mayor riesgo.

El crecimiento a través de fusiones y adquisiciones puede acelerar su tiempo de comercialización con nuevas capacidades u ofertas. En lugar de desarrollar un producto desde cero o volver a capacitar a su equipo, una adquisición comercial puede darles acceso a esas cosas listas para usar.

La gente tiene la sensación de que el crecimiento orgánico es más barato, pero a veces crear una oferta neta nueva puede terminar siendo más costoso que adquirirla. Sin embargo, los empresarios que toman la ruta de la adquisición deben estar alerta y preparados: la integración de dos empresas puede ser compleja y los resultados en los primeros años a menudo no suelen cumplir con las expectativas demasiado optimistas.


¿Cuáles son las principales diferencias entre estos dos tipos de crecimiento?

Una vez analizado la principales diferencias entre este dos tipos de crecimiento es importante que tenga en cuenta ciertos parámetros para tomar una decisión acertada. Por ello, a continuación le dejamos una recomendaciones a tomar en cuenta:

La planificación es clave. Independientemente de cómo pretenda crecer, es importante que tenga un plan. Debe dar cuenta del estado actual del negocio y considerar el impacto que tendrá el crecimiento en la empresa.

La creación de un plan de crecimiento le ayudará identificar y priorizar las mejores oportunidades que puede aprovechar lo más rápido posible. La premisa es que una empresa no puede aprovechar todas las oportunidades que se le presenten, por lo cual debe priorizar las más necesarias.

Un buen plan ayudará a resaltar dónde y cómo puede pensar en crecer. Le obliga a ser realista sobre sus sistemas, procesos y capacidades existentes. Si ve que le falta una capacidad crítica, entonces debe preguntarse: ¿Deberíamos desarrollarla internamente u obtenerla rápidamente a través de una adquisición?

Tenga una estrategia bien pensada y un plan claro para asegurarse de crecer de manera que tenga sentido para su negocio y esté en línea con sus objetivos.

Si bien la planificación es importante, es importante mantenerse flexible.

Necesita saber qué está pasando, que podría amenazar su negocio y ajustar su plan en consecuencia para que no quede atrapado en una burbuja o se quede atrás a medida que su industria evoluciona

Finalmente, no tiene que, y no debe, tomar decisiones de crecimiento solo. Rodearse de asesores objetivos y confiables a los que pueda llamar para obtener apoyo lo ayudará a ver el panorama general y brindará perspectivas adicionales para guiarlo en la dirección correcta.

Al final, rara vez es una cuestión de si cultivar orgánica o inorgánicamente. Es un acto de equilibrio. Nunca querrá dejar de crecer orgánicamente, pero siempre querrá estar listo para aprovechar las oportunidades de adquisición que respalden tus objetivos.

Scroll al inicio
A %d blogueros les gusta esto: